CHOCOLATE, bendito chocolate, bendito placer

Comer un buen chocolate es un acto que involucra, sino todos tus sentidos, la mayoría de ellos.

Comer un chocolate es un acto de egoísmo puro… quien no ha guardado ese “último pedacito” para disfrutarlo a solas, con calma, con tiempo para: saborearlo.

Llevarse un chocolate a la boca de manera lenta, cerrando los ojos, hace que nuestra nariz se agite ante ese hilito de aroma a cacao que se va formando en el aire y nos avisa que está presente. Ya cuando lo mordemos y escuchamos que se rompe y que ya está en tu boca, es estar en el paraíso, para muchos. Sentir que este fino cacao se va derritiendo al ganar temperatura y va depositando su trabajo artesanal en nuestras papilas gustativas que estan atentas, deseosas de sentirse penetradas por ese sabor tan particular, es estar un poco más cerca del placer.

No es raro escuchar que comer un buen chocolate es un placer, para nada, ya que al probarlo se liberan en nuestro cerebro endorfinas. Las endorfinas son las drogas naturales que libera el cuerpo para sentirse bien, producen alegría y felicidad y que asemeja en nuestro cuerpo la sensación placentera como de un orgasmo, o quizás esa tranquilidad “post orgasmo”. Por eso, un buen regalo a una dama de manera galante es una fina caja de chocolates o bombones y sobre todo, degustarlo con un licor. Esa comunión y complicidad que se da al compartir el chocolate, como una hermandad que va desojando las sensaciones y sin pudor va dando sustantivos a lo que siente al disfrutar un buen chocolate.

Un buen chocolate se disfruta solo  o con un vino que ayude a potenciar su aroma, replica watches sabor, y de esta manera, el siguiente bocado, sepa como el primero, con un paladar virgen que desea sentir la explosión que es tener  y derretir ese cacao nuevamente.

Comer un buen chocolate es un acto que involucra casi todos los sentidos, pero más se aprecia cuando invitamos a alguien “a pecar” con esta exquisita gula que es comer en complicidad de alguien, un buen chocolate. Te invito a que compres uno e invites a esa persona y de esta manera juntos, enciendan sus sentidos.